Tradiciones culturales

El mito del dios Bes

El mito del dios Bes

Pese a que varios textos y escritos antiguos sitúan al Dios Bes como originario del reino de Nubia, la verdad es que puede considerársele como una de las de deidades egipcias, puesto que los estudios modernos han demostrado que ha tenido presencia en esa cultura desde tiempos inmemoriales.

Su figura es representada por un león rampante, es decir, una fiera que está parada sobre sus patas de atrás con actitud retadora. Varios faraones y gente allegada al poder, acuñó amuletos con su rostro.

Una peculiaridad que no debemos dejar de mencionar acerca de las imágenes que se hicieron del dios Bes es que como sabes, la mayoría de las divinidades egipcias eran representadas por figuras pintadas o esculpidas de perfil.

Sin embargo, este mito corto es claro al señalar que los dibujantes y escultores lo ponían de frente. Inclusive algunas veces estaba ataviado con la vestimenta propia de un soldado, como esperando entrar a la batalla.

Por su parte, la gente común colocaba una estatua de él en sus domicilios, debido a que éste tenía la potestad de alejar a las criaturas malvadas, como por ejemplo a los demonios.

Además tenía la tarea de matar a las serpientes, pues recordemos que en muchas civilizaciones antiguas, estos animales son relacionados con entidades oscuras y/o malignas.

También la presencia de Bes era sumamente importante durante un parto, pues se decía que con ello las mujeres no tendrían ningún problema durante el alumbramiento.

De esa forma, fácilmente nos podemos dar cuenta que este Dios al deshacerse de todo lo negativo, indirectamente simbolizaba el lado bueno de la vida. Es decir, todas y cada una de las cosas que le otorgarán placer al ser humano, yendo desde la música y el baile, hasta el estudio.

Otros estudiosos dicen que su consorte la diosa Beset,era capaz de encargarse de los problemas de salud de los humanos.

Mito obtenido de https://leyendadeterror.com/mitos/